¿Se justifica un aumento de sueldo del 12% anual de media en Rumanía?

La evolución de los salarios brutos en Rumanía en los últimos años se refleja en el cuadro adjunto (fuente INS http://bit.ly/29fTpOL )

salarii medii

Para calcular el neto de cualquier bruto reduzcan un 29,44%; por ejemplo, abril 2016, 2.086 lei/mes brutos equivale a 1.472 lei/mes netos, aproximadamente 327 €/netos.

Para calcular el coste total de empresa súmenle aproximadamente un 28,25% al bruto; siguiendo el ejemplo anterior, 2.086 lei/mes brutos + 28,25% equivale a 2.675 lei/mes de coste total de empresa mensual.

La relación media que puede existir entre netos y coste total de empresa es: coste total de empresa = neto pactado * 1.817%, es decir casi un 82% más.

Dado que las retenciones de IRPF (16%) y gastos sociales son lineales, los sueldos se negocian en neto.

En la tabla se ve la marcada evolución al alza de los sueldos BRUTOS medios en los últimos años. De abril 2015 a abril 2016 el sueldo medio ha subido un 12%. estamos de nuevos en las subidas previas a la crisis del 2009.

¿Es mucho? ¿Es poco? ¿Cómo se distribuyen dichos aumentos?

El PIB del país crecerá, según estimaciones oficiales para 2016, en un 4,2%. Un aumento de sueldos del 12% no implica sino una posible pérdida de productividad importante. Para ponerlo muy simple imaginemos una fábrica de coches en que los costes representen el 50% del PVP. La fábrica vendía 1000 € de coches en 2015 y 1040 € en 2016, pero suponiendo que el coste fuera todo personal, éste era de 500 € en 2015 y de 560 € en 2016. Es decir, el coste de hacer cada coche antes era el 50% y ahora casi el 54%. Como que en realidad la producción de coches no depende sólo de personal sino que hay muchos otros factores de coste, un ahorro en esos otros factores puede compensar los aumentos salariales, como veremos en un ejemplo más abajo.

¿Cuál es la realidad? No he encontrado las inversiones en capital productivo del conjunto de la economía rumana, es decir, aquellas inversiones que permitirían mejorar la productividad, pero sí que he encontrado una tabla con el % de crecimiento de la productividad por empleado y he aunado informaciones para 1 de enero del periodo 2005-2014:

product

Atención: No dispongo del dato de aumento de sueldos en 2005, no es que fuera cero.

Podemos ver que, año tras año y con pocas excepciones, la productividad ha crecido bastante menos que los salarios. Esta situación lleva a una pérdida de competitividad de Rumanía.

¿Por qué crecen tanto los sueldos? ¿Cómo se justifica? ¿Es deseable?

La evolución de los sueldos funciona, como cualquier otro factor de producción, por la ley de la oferta y la demanda. Hay un precio regulado (mínimo interprofesional de 1.250 lei brutos/mes, unos 200 € netos), pero parece como si la media estuviese muy lejos, tal como podemos ver en las siguientes tablas mostrando:

provincia, número de asalariados, población activa, ratio de ocupación y sueldo bruto medio mensual en lei:

salarii 1

2

3

En las provincias más ricas no sólo el % de ocupación es alto sino que los sueldos medios son mayores. Me sorprenden las diferencias entre provincias muy cercanas, por ejemplo Timis con 2.136 lei brutos/mes y 65% de ocupación y Arad con 1.726 lei brutos/mes y 58% de ocupación. Esto implicaría que en Arad ha de ser más sencillo encontrar mano de obra a un coste más económico, pero posiblemente también señala el hecho que en la economía de Timis el sector servicios (IT, banca, seguros,…) tiene una ponderación mayor que en Arad, donde predomina agricultura e industria.

Pero hay otro factor que explica muy bien el por qué del aumento de sueldo de los últimos años, y es la evolución de la población del país:

Población residente

Entre 2005 y 2015 el país ha perdido 1,5 millones de habitantes. La mayoría por emigración. Y como pueden ver la tendencia continua. La gente marcha a ganar más en el extranjero. Detener el éxodo de población es el principal reto de la sociedad rumana.

Ante esta situación existe una verdadera presión al alza sobre los sueldos, pero debería existir también una presión al alza sobre la inversión en maquinaria que permitiese compensar lo anterior, y no parece darse.

Dejemos de lado los números fríos y pasemos al lado de las anécdotas y las elucubraciones:

A veces he oído a empresarios, tanto rumanos como extranjeros, decir que la evolución salarial al alza en Rumanía (con el salario mínimo estableciéndose en 1.250 lei brutos/mes desde mayo 2016, unos 278 €, de los que al trabajador le quedan apenas 200 € en el bolsillo) es contraproducente. Según ellos estas subidas empujarán a las empresas a buscar otros países para su producción. Esta claro que un sueldo es alto o bajo según lo que cueste la vida, pero incluso en Rumanía me gustaría saber cómo vivirían ellos con 200 € al mes.

El personal no es un factor más en la producción (de bienes o servicios) de la vida de cualquier empresa. Hay un lado emocional en en el mismo pues tal como la palabra anuncia, hablamos de personas. Pero podemos hacer una abstracción y mirar el tema fríamente, incluso alejarnos mentalmente de la idea Rumanía y pensar de forma global.

¿Dónde les gustaría vivir?:

  1. ¿En un país de amplia clase media o con una gran mayoría de gente pobre?
  2. ¿En un país capaz de retener talento o que expulsa a la gente bien formada?
  3. ¿Un país habitado o uno vacío?
  4. ¿Un país que desarrolla sus infraestructuras, que dispone de servicios públicos de calidad, que puede invertir en su futuro o uno en que el Estado depende de ayuda exterior para su día a día?
  5. ¿Un país con estabilidad laboral para empresarios y empresas o sin ninguna seguridad?

Si sus respuestas van orientadas hacia la primera opción, como es mi caso, todo pasa por que la gente se gane bien la vida, cumpla sus expectativas y pueda pagar impuestos. Un país donde la gente no emigre.

En las ciudades de Rumanía son cada vez menos las personas que cobran el mínimo salarial. Quizá primer empleo, jóvenes sin ninguna experiencia y que viven con sus padres. No me parece mal, pero la subida ha de ser importante y merecida tras una primera fase. Si no es así quien pueda marchar lo hará y pasará lo que está pasando: que no hay trabajadores.

Varias anécdotas todas protagonizadas por empresarios:

  1. Uno me decía: “No me parece bien que se construyan autopistas en Rumanía. Mayor facilidad en el transporte hará que las inversiones se vayan a zonas del interior del país donde la mano de obra es más barata” Creo que oponerse a que Rumanía salga de su subdesarrollo en infraestructuras es de juzgado de guardia, y desear que Timis (por no decir esas otras regiones del interior) siga viviendo de mano de obra barata, lo mismo… Por otro lado, ¿a quién quiere contratar en Timis ese empresario si ya no hay nadie a quien contratar? La presión es tan grande que las empresas se quitan literalmente los trabajadores unas a otras.
  2. Ligado con lo anterior. Reunión en un grupo de empresarios extranjeros con amplias plantillas. Dos se enzarzan en una discusión en que se acusan mutuamente de robarse plantillas. Un tercero me explica: “la estrategia de ambas empresas se basa en mucha mano de obra barata. Podrían tener plantillas bastante más reducidas, pero necesitarían implementar sistemas de control de calidad, formar a los trabajadores, fijar procedimientos y por supuesto pagar algo mejor. Pero no quieren. Por tanto necesitan cientos de trabajadores mal pagados para tener una productividad escasa y una altísima rotación en plantillas con un muy alto coste interno”
  3. Porque, ¿se puede hacer de otra forma? Cené con un directivo español. Hace tres años que dirige una de las mayores empresas de la región. Me dijo: “Cuando llegué teníamos 600 empleados en plantilla y facturábamos 200 millones de € (333.000 €/persona). Hoy la plantilla es de 800, y facturo 600 millones (750.000 €/persona). En este tiempo nos hemos centrado en aumentar la productividad. Somos la empresa que mejor paga. Antes teníamos una alta rotación, ahora todo el mundo quiere trabajar con nosotros. La empresa ha mejorado sus ventas, su productividad, sus márgenes y su reputación. Es un ejemplo a seguir en el grupo y en toda la región. El ahorro en rotación de personal (búsqueda, contratación, formación, errores de los trabajadores no experimentados…) compensa una parte de los aumentos salariales.

Por tanto sí, se puede hacer de otra manera.

productivityAnte la falta de mano de obra hay que buscar mayor productividad: menor plantilla y mejor pagada. ¿Provocaría esto un aumento del paro? No creo. Creo que más bien aumentaría la riqueza general, crecería el volumen del mercado, reduciría la emigración y si hay mano de obra disponible vendrán más empresas que ahora no pueden venir.

Que una subida de sueldos resulte en una menor competitividad estará en relación a si conseguimos os no aumentar la productividad. También a nivel estatal.  Hoy leía que el Govierno rumano ha adoptado las primeras medidas para reducir la burocracia en el país (http://bit.ly/29iQFyL). Por mencionar algunas: se aceptará que los ciudadanos envíen documentos escanados por email en lugar de originales tras largas colas en ventanillas públicas, promueve el intercambio de información entre administraciones públicas para que el ciudadano no deba solicitar a una agencia pública lo que le pide otra. ¿Cuántos cientos de miles de horas se pierden anualmente en trámites que se podrían solucionar con un click? ¿Se podría reducir por tanto la plantilla de los organismos públicos? (liberando personal para el sector privado…) ¿Podemos optar por un sector público reducido y eficiente que se base en la tecnología?

En otros artículos del blog he mostrado mi descontento por el débil crecimiento del PIB rumano. Un 4,2% es poco para alguien que parte de tan abajo. Si a esto se le suma aumentos salariales del 12% y no se compensan con mejores productividades, la economía rumana sufrirá por perdida de competitividad y creciente endeudamiento público y privado.

Deseo que los salarios rumanos suban a niveles occidentales, pero para ello hay que merecerlo: mayor productividad pública y privada. Desarrollo de sectores tecnológicos, servicios, alto valor añadido en las ciudades, que deberían pasar a una nueva fase de creación de riqueza (Bucarest y Cluj Napoca están en ello, a Timisoara aún le falta…) . Producción intensiva en mano de obra para zonas pobres, con lo que podemos esperar que también éstas puedan ir saliendo de su retraso. Y desde luego mejor en las infraestructuras: la imagen de modernidad de un país está ligada a sus infraestructuras, y Rumanía no cambiará su imagen mientras un viaje Timisoara – Bucarest dure 10 horas en coche o en tren.

José Miguel Viñals

Director General Via Rumania

Cónsul Honorario de España en Timisoara

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: