Estado de las relaciones económicas España -Rumanía

2012-12-11 15.04.37

Sr. Agustín Navarro de Vicente-Gella, Consejero económico y Comercial en la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en Bucarest

 

Con ánimo de presentar a los lectores de Rumania Empresarial informaciones oficiales de primera mano, solicité al Consejero Económico y Comercial de la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en Bucarest, Sr. Agustín Navarro de Vicente-Gella un artículo sobre la actual situación de las relaciones económicas entre España Y Rumanía así como su evolución en los últimos tiempos.

Agradezco la respuesta positiva del Sr. Navarro y el texto recibido que reproduzco a continuación.

 

¿Cómo ha evolucionado recientemente el comercio bilateral entre Rumanía y España?

 España mantiene un superávit comercial desde 2011 y, desde el mismo año, nuestras exportaciones a este país superan los 1.000 millones de euros. En 2015, ascendieron a cerca de 1.832 millones, casi un 15% superiores a las del año anterior, lo que permitió mantener un superávit comercial en el entorno de los 400 millones. Las exportaciones rumanas a España han evolucionado de la misma manera, lo que ha permitido que 2015 haya sido el primer año en el que nuestro comercio bilateral ha superado los 3.000 millones de euros.

El comercio bilateral es en buena medida intraindustrustrial. El principal capítulo arancelario de exportaciones españolas a Rumanía, las máquinas y aparatos mecánicos, es también el tercer capítulo de exportación rumana a España en 2015. El principal capítulo arancelario de exportación de Rumanía a España, vehículos automóviles; tractores, es también el segundo capítulo de exportación española a Rumanía. El tercer capítulo arancelario de exportación bilateral española, prendas de vestir no de punto, es también el quinto de exportación bilateral a España.

Export España

Import

¿Qué papel desempeña Rumanía en la inversión española directa en el exterior?

Aunque Rumanía se beneficia de unos flujos de inversión directa española de alrededor de 50 millones de euros al año-de hecho, en 2015 ascendieron a 50,6 millones de euros-, lo cierto es que éstos son menores a los que se produjeron antes de la crisis financiera internacional y Rumanía ha quedado relegada a la quincuagésima posición en relación a la posición inversora española en el exterior.

 

¿En qué sectores se ha concentrado la inversión directa española en Rumanía?

Antes de la crisis, la inversión directa española se concentró mucho en el sector inmobiliario rumano que, al igual que el español, se vio gravemente afectado por la misma. A pesar de ello, la construcción de edificios y las actividades inmobiliarias seguían representando un 35% de la posición inversora española en Rumanía en 2013, último año para el que hay información disponible (aunque está a punto de salir la de 2014).

El sector minorista representaba aproximadamente la mitad que el anterior. Esta elevada ponderación se explica por la presencia, en expansión, de las principales cadenas de moda españolas en el país.

inversionesEn tercer lugar, el sector energético representaba aproximadamente el 14% de la posición inversora española en Rumanía en 2013. En ese momento, la posición inversora española en este sector en Rumanía se concentraba en los parques eólicos, pero éste no es un sector que prevea que vaya a tener mucho crecimiento en el futuro ya que, precisamente ese año, el gobierno empeoró las condiciones de apoyo para las inversiones en tres tecnologías de energías renovables, incluyendo la eólica, después de un periodo muy breve de apoyos muy generosos.

En cuarto lugar, destaca el sector de automoción, sobre todo de componentes, con un peso de más del 11% en el stock de inversión española directa en Rumanía en 2013, como consecuencia de las fábricas establecidas por empresas españolas del sector en varias provincias del país, como Braşov, Sibiu y Cluj, entre otras.

Estos cuatro sectores representan casi el 80% de la posición inversora española en Rumanía.

No obstante, hay otra vertiente importante de las relaciones económicas bilaterales que no se refleja ni en las exportaciones bilaterales de mercancías ni en los flujos de inversión directa española en Rumanía (sino que, en la balanza de pagos, se clasificarían como exportaciones de servicios), que son las numerosas empresas españolas de ingeniería y obra civil ejecutando contratos públicos en este país. Según los datos de la Oficina Económica y Comercial de España en Bucarest, las empresas españolas han ganado contratos públicos por valor de alrededor de 3.000 millones de euros en Rumanía desde el año 2000. La mayoría de estos contratos se han ganado tras la adhesión de Rumanía a la Unión europea y se han financiado con fondos europeos. Tenemos que agradecer a las autoridades rumanas la confianza demostrada en nuestras empresas, aunque también hay que avisar de que la ejecución de dichos contratos adjudicados no es nada fácil, por  un contexto muy complejo de condicionantes institucionales, administrativos, presupuestarios y de mercado.

¿Qué potencial tiene Rumanía para atraer nuevas empresas e inversiones españolas en los próximos años?

Desde hace un par de años se constatan signos de una recuperación del mercado inmobiliario rumano con un carácter más racional que el de la burbuja que se experimentó hace una década. Se constata un volumen de actividad saludable en todos los subsectores: espacios industriales, comerciales y residenciales.

Sin embargo, el potencial de Rumanía para atraer inversiones españolas va mucho más allá de este sector en concreto. Básicamente, podríamos decir que Rumanía es un país con una dotación favorable de factores que le permite controlar su futuro. Tiene potencial de desarrollo en la gran mayoría de los sectores económicos y depende fundamentalmente de ellos mismos superar los retos que se pueden encontrar en el camino.

En primer lugar, la elevada fertilidad de las tierras ha atraído ya a inversores extranjeros que están contribuyendo a un muy necesario proceso de modernización del campo rumano. En segundo lugar, Rumanía goza de una fuerte tradición manufacturera y de una mano de obra con precios todavía competitivos. La industria representó el 23,2% del PIB de 2015. La Secretaría de Estado de Comercio ha participado en la implantación de empresas españolas industriales en Rumanía.

COFIDES comenzó su actividad en Rumanía en 1999 y hasta la fecha ha aprobado 17 operaciones de inversión de empresas españolas en ese país, con un total de recursos comprometidos de 58,08 millones de euros en operaciones de inversión que ascienden a 152,18 millones de euros que tenían previsto crear 3.048 empleos. Estas operaciones se han concentrado claramente en diversas ramas del sector industrial como la maderera y derivados (22,29M€), automoción (13,73M€) o siderurgia (9M€).

Rumanía también tiene perspectivas muy positivas en lo que se refiere al sector energético, a las energías convencionales en particular, más allá de que los precios actuales de los hidrocarburos lleven a posponer algunas inversiones.

En el sector servicios, es mundialmente conocido el prestigio de los informáticos rumanos, lo que ha dado lugar a un desarrollo muy rápido del sector, tanto como consecuencia de las inversiones directas extranjeras como, cada vez más, del desarrollo de un tejido empresarial autóctono. Así, el sector de tecnologías de la información y de las comunicaciones ya representó el 5,7% del PIB rumano de 2015, después crecer un 11,1% dicho año.

Al mismo tiempo, es necesario destacar que el esfuerzo actual por exigir el estricto cumplimiento de la legislación tributaria y la lucha contra el fraude fiscal está contribuyendo a garantizar una igualdad de condiciones de competencia en el mercado rumano entre las empresas de trayectoria consolidada y las de reciente llegada. Además, está contribuyendo a incrementar la recaudación fiscal incluso en un contexto de recortes de impuestos muy atrevidos.

En conclusión, Rumanía tiene un elevado potencial para incrementar la atracción de inversiones españolas y de otros países  en el futuro aunque, al mismo tiempo, se enfrenta a desafíos importantes para ello.

Por otro lado, aunque Rumanía no ha tenido mucha tradición como inversor internacional, poco a poco van apareciendo grupos corporativos con capacidad de internacionalizarse. Hemos mencionado anteriormente el desarrollo de start-ups tecnológicas rumanas. Aunque todavía sea un poco pronto para muchas de ellas, estamos también muy interesados en incrementar la inversión rumana directa en España. Tenemos ya algún caso aislado de éxito de una compañía rumana que ha encontrado fácilmente en España tanto a clientes como a empleados, como consecuencia del hecho de haber acogido exitosamente a alrededor de un millón de ciudadanos rumanos, nuestra mayor comunidad extranjera en España. En todo caso estamos convencidos de que España puede ser una plataforma de acceso hacia otras regiones como, entre otras, Iberoamérica, región con la que tenemos 20 acuerdos de protección recíproca de inversiones y 17 acuerdos de doble imposición. Además, el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas es el principal aeropuerto de conexión entre la Unión Europea e Iberoamérica. Las empresas rumanas tendrían mucho que ganar si se incorporaran a estas dinámicas, aprovechándose además de los numerosos compatriotas que se han integrado totalmente en nuestra sociedad y que les pueden simplificar su aterrizaje en nuestro país. Finalmente, también las Islas Canarias han comenzado a ejercer un papel de plataforma de acceso a África Occidental.

—————

Muchas Gracias Sr. Navarro y felicidades por los éxitos que la Oficina Económica y Comercial de la Embajada está teniendo en su misión de acercar económicamente ambos países.

 

José Miguel Viñals

Director General de Via Rumania

Cónsul Honorario de España en Timisoara

 

Anuncios

Un comentario

  1. Como fan de este blog estoy impaciente por leer su proximo artículo. Me gustaria pedirle que escribiera alguno sobre su punto de vista con respecto a las acciones que realiza el gobierno rumano para ayudar al emprendedor a montar su empresa y a su ejecución, las ayudas (economicas, adminidtrativas etc) que pueda recibir y como promueve al empresario (no solo al pequeño) dentro del mismo pais y en paises aliados como España para la obtención de un contrato de trabajo y las condiciones (calidad de los trabajadores, salarios, materia prima y necesidades del sector eléctrico) Dada su posicion, usted estará mucho mas informado sobre el tema, y como futuro emprendedor en el sector de la ingenieria industrial eléctrica, me gustaria ver la realidad de la situación antes de planificar realizar cualquier acto.
    Se que es mucho pedir pero dada la ignorancia y falta de interés del gobierno rumano solo disponemos de blogs como este para informarnos un poco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: