Evolución del consumo privado en Rumanía en 2014: + 7%

Via RumaniaEscribir sobre turismo, como fue mi último artículo, da bastante más de sí que hacerlo sobre la evolución del consumo. Y desde luego es más ameno. Pero el consumo privado es una columna esencial en el edificio de la recuperación, una pieza básica en el puzzle del crecimiento y no lo puedo obviar…. Cuanto más grande sea, más grande hará la imagen final.

En 2014 no nos vamos a quejar: El consumo minorista creció un 7% respecto al 2013.

La noticia es bastante buena y confirma al susodicho como una de las bases de la recuperación del país.

El siguiente cuadro da fe de la evolución de esta variable desde enero 2010 hasta diciembre 2014. La línea azul representa la del consumo minorista total, la rosa la de la alimentación, la verde la de productos no alimentarios y la roja la del consumo de carburantes.

consumo 2014

fuente http://www.insse.ro comunicado de prensa nº24 del 3 de febrero 2015

Repasemos la evolución de estos 5 años y de los 4 anteriores… Aunque no disponga aquí del cuadro, créanme: en 2006 y 2007 los rumanos compraban como si les fuera la vida en ello. Fueron años de inauguración de grandes centros comerciales y de crédito fácil, aunque no barato. Los precios del inmobiliario se dispararon y todo el mundo se sintió rico. Algo parecido a lo de España, pero con la diferencia que en España llevábamos años de bonanza y la vivíamos sin darnos cuenta, como si fuese un derecho divino, mientras que aquí justo empezaban a poder comprar más allá de lo imprescindible para la supervivencia. Veían el mundo en colores, y claro, quisieron recuperar el tiempo perdido. Una conjunción astral favorable: grandes remesas llegaban de los emigrados a otros países, grandes inversiones extranjeras y burbuja inmobiliaria,… mucho dinero, pero duró poco. Y a las 12 de la noche del 31 de diciembre de 2008 la carroza se convirtió en calabaza y bruscamente se acabó el sueño.

El año 2009 fue muy duro. El PIB cayó un 9%. Tras años mostrando el mejor crecimiento de Europa, Rumanía se encogió, y le salieron todos los males; demasiado grandes para un cuerpo más pequeño que el que debía acogerlos. Las remesas extranjeras se redujeron enormemente, los inversores en toda Europa cogieron miedo (a todo y a todos), la burbuja inmobiliaria petó, y para más desgracia, el lei se devaluó hasta un 35% frente al €, y aún más frente al franco suizo y yen, sepultando en deudas impagables a los que habían pedido préstamos en  esas monedas por lo menores tipos. Sueldos en lei que caían y deudas en € que no hacían sino aumentar. Huelga decir que el consumo se redujo enormemente, lo básico y poco más.

Varias cadenas internacionales, sobre todo de productos no alimentarios, que poco antes habían entrado en el país a ganar cuota de mercado, no resistieron y marcharon. Algunos lo intentaron varios años, jugando la carta de locales en grandes centros comerciales, por los que todo el mundo paseaba pero pocos compraban.

Los siguientes años, y hasta junio 2013, mostraron muy pocos cambios medios. La línea azul del cuadro muestra como el consumo en conjunto no crecía. Tonteaba arriba y abajo y en general se desplazó el gasto de los alimentos a otros productos, pero la media era la misma. No se gastaba más.

Sólo a partir de junio 2013 se empieza a notar una mejora general, clara en otros bienes y positiva en alimentación. Balbuceante en combustibles, ahora sí, ahora no. Pero el cómputo global es positivo, cada vez se gasta más. De forma tímida al principio, más pronunciada en los siguientes meses, francamente buena al final de 2014.

Anteayer, 4 de febrero, el Banco Central Rumano anunció una nueva reducción de tipos básicos para el Leu a partir del día siguiente. Pasaban del 2,5% al 2,25%. A principios del 2014 estaban en el 4%, nivel ya excelente frente a los altísimos tipos del 2007. También los bancos se miran con más cariño a los solicitantes de préstamos para el consumo, sobre todo si pueden avalar, señal de una cierta confianza en el mercado inmobiliario. Un mayor crédito espoleará el consumo.

Pero no podemos decir que la mejora en el consumo se deba a un creciente endeudamiento, sino que tiene que ver con otras circunstancias más reales. Los sueldos están aumentando. Miren el siguiente cuadro.

salario medio

fuente http://www.insse.ro Comunicado de prensa nº30 del 6 de febrero 2015

El cuadro tiene su gracia pues no es fácil de interpretar a primera vista. Cada punto muestra la evolución mensual tras dar al mes anterior valor 100; compara cada mes con el anterior y acomoda la gráfica a una representación horizontal. El siguiente gráfico, de producción propia y con datos inventados, intenta explicar el efecto:

Base 100Aquí la línea azul muestra la evolución mes a mes mientras que la roja la pondera sobre base 100 del mes anterior, con el que compara. Es decir, centra la línea pero pronuncia los movimientos y hace que subidas y bajadas parezcan más de lo que son. ¿Para qué nos sirve esto? Lo vemos enseguida…

Si esta lógica la extrapolamos al cuadro del Insse, vemos que la inflación parece estable todo el año, mientras que las variaciones salariales de un mes sobre el anterior repiten, año tras año, un patrón bastaste uniforme, cosa que podemos apreciar porque…. ¡hemos establecido una base 100 para el mes anterior! . Así pues, en enero los sueldos parecen bajar en picado, para subir en febrero y marzo, caer algo en abril y mayo y volver a subir en junio y julio, volver a caer en agosto para ir subiendo hasta diciembre. Cada año igual. Pero no se asusten. La realidad no es tan marcada. Lo que pasa es que hay primas algunos meses y su efecto en la gráfica parece un cañonazo de efectivo (o de penuria) que en verdad no es tanto. El cuadro nos permite además apreciar fácilmente el diferencial “salario – inflación”

Volviendo a mi cuadro, del mes 1 al 12 el índice subió un 10%, pero en base 100 parece que sólo 2,8%. Engaña porque no nos muestra la evolución anual sino la relación con el mes anterior. Por esto no ha de sorprender si nos enteramos que en 2014 en Rumanía, sobre 2013, los salarios netos crecieron un 6% nominal y un 5,1% real, siendo la diferencia la inflación.

Eso implica que hay un 5% más de efectivo para ahorrar o gastar. Además, como he perdido el miedo a quedarme sin trabajo y las expectativas de mañana son mejores que las de ayer, me permito gastar también el dinero que escondí en casa. Y además las remesas vuelven a llegar. Llueven cuatro gotas y reverdece el desierto.

Es decir, hay un efecto generador por el cual (simplificando):

1 dosis de mejora real (valor 5) + 1 dosis de más confianza (su valor en sí es 0, pero cataliza)  => 1 reacción final muy positiva (valor 7)

En que la reacción final (7) > que la suma de las partes (5+0)

Hay que ver lo que hace que la gente esté contenta y pierda el miedo: desenfundan la tarjeta y como locos a comprar.

O no tanto…. por ahora. Todavía hay algo de temor, pues dicen que en Rumanía los buenos periodos duran poco y las crisis son su estado natural… Quizá por eso es bueno que la escalada consumista vaya paso a paso y se consolide, sin quemar etapas. En cualquier caso en 2015 se espera una buena evolución consumista y por tanto no es raro que en los últimos meses vuelve a haber un aluvión de aperturas, sobre todo de cadenas extranjeras. Nuevos centros comerciales se anuncian, otros ya existentes se amplían. Los centros históricos se rehabilitan para crear ejes de compras. No sé si hay tiendas para tanto nuevo espacio o compradores para tanta tienda. Recordemos que Rumanía sigue perdiendo población cada año por la emigración a Occidente, y que la pirámide de población parece más una columna dórica.

Muchas posibilidades para el comercio en este nuevo ciclo, aunque ciertamente no sin riesgo, como en todas partes. Es cuestión de analizarlo bien y buscar el canal adecuado. Y no desentenderse. El país son 20 millones de consumidores y está en el centro de una zona con 150 millones. No son pocos para la empresa española, y no están lejos.

 

José Miguel Viñals

Director General Via Rumania

Cónsul Honorario de España en Timisoara

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: