Datos estadísticos 2013-2014 Rumanía, Bucarest, Cluj, Timisoara

crestereaEl Institut National de Statistica (INS) ha publicado el índice “semidefinitivo” de crecimiento del PIB de Rumanía para 2013. Valida básicamente las estimaciones realizadas hasta ahora, reduciendo en una décima (del 3,5% al 3,4%) el crecimiento anual. Fue sin duda un resultado positivo, que muchos países del Unión ya quisieran para sí, si bien completamente insuficiente para Rumanía. El retraso económico de este país debería traducirse en crecimientos anuales no inferiores al 5% de forma que en un plazo no mayor de 15 años pudiese situarse en la media europea.

INS2

Fuente INS Comunicat de presa Nr. 312 din 23.12.2014

Rumanía debería volver a la serie histórica de resultados del periodo 2005-2008 con crecimientos importantes capaces de reducir de forma significativa las diferencias con el resto de socios europeos. Aunque claro está, eso fue antes de la crisis.

Aprovecho la publicación de este informe para realizar una comparativa, con las cifras oficiales del INS (www.insse.ro) sobre la evolución en el último año de algunos indicadores económicos del país así como de 3 zonas muy significativas: Bucarest (capital) y las provincias de Cluj y Timis.

La comparativa de estas 4 unidades administrativas permite entender el perfil económico del país. En un país donde el sector agrario juega aún un muy importante papel en la economía nacional, Bucarest se desmarca basando su economía en los servicios. La industria se concentra en un reducido número de provincias. He querido comparar Cluj y Timis por tener como capitales las dos mayores ciudades del país tras la capital (Cluj Napoca y Timisoara, a pesar de superar por poco la muy pequeña cifra de 300.000 habitantes) y ser bastante conocidas entre los inversores españoles, sobre todo Cluj Napoca, donde llevan más años invirtiendo.

agosto 2014

Vale la pena aclarar previamente algunos conceptos económicos de la tabla:

– Indice de producción industrial (IPI): es un índice de volumen y mide los resultados de las actividades de carácter industrial comparando periodos. En esta tabla se comparan los 8 primeros meses del 2013 con los 8 primeros meses del 2014. Para su cálculo se usa un muestreo de 1510 productos representativos (PRODIND) de los cuales se considera la producción cuantitativa.

– Valor de ventas industriales (VVI):  Es un índice sobre el valor de las ventas industriales y se calcula sobre la base estadística selectiva que comprende todas las empresas de más de 50 empleados y una muestra de aquellas de entre 4 y 49 empleados.

– Ocupación media de las plazas turísticas (OMPT): Porcentaje de plazas turísticas ocupadas en media sobre el total de disponibles. He tomado la serie mensual y la he dividido entre 12 para obtener un valor medio anual entre aquellos meses de mayor ocupación y los de menos.

-Sueldos brutos medios; Aunque este concepto es fácil de entender, deseo resaltar que no incluyen los costes sociales a cargo de la empresa, que acostumbran a estar entorno al 28% del bruto. Para los totales de Rumanía, no puedo dar valor de un sueldo bruto medio en Servicios pues la estadística desglosa, para la totalidad del país, el concepto Servicios en múltiples categorías, de las que no conozco su ponderación global. Aunque la estadística nacional se expresa en Lei, he convertido esta en € al cambio de 4.4 lei/€ para facilitar la comprensión al lector.

Análisis:

Rumanía:

IPI y VVI; Aumento del 8% de las unidades producidas y del 9% del valor total de las mismas. Es decir, los precios individuales a penas han cambiado. Lo más destacable sin duda es el importante empuje que la producción industrial ha tenido en este periodo.

Comercio internacional: Uno de los puntales de la recuperación económica rumana durante la crisis ha sido su actividad exterior. En 2009 las importaciones se desplomaron, y las exportaciones, tras el golpe inicial, empezaron una tendencia ascendente motivada por la mayor competitividad de los productos rumanos en ele mercado global, lo que a su vez atrajo nuevas empresas productoras. A pesar de ello no se ha cubierto el déficit comercial. Anteriormente, este déficit, mucho mayor, se cubría en gran parte con las remesas que los emigrantes mandaban a sus familias en Rumanía y la inversión extranjera. También estas partidas sufrieron mucho con la crisis, pero la recuperación occidental conllevará su recuperación. La reducción de los precios internacionales del petróleo representarán así mismo un bálsamo para la balanza de pagos.

Turismo: Que Rumanía es un país turísticamente desaprovechado ya lo hemos comentado muchas veces en otras entradas de este blog. Ahora bien, de ahí a que sólo el 27% de las plazas disponibles se ocupen en una media de 13 meses, hay un abismo. Y hablo por experiencia de viajero. Sólo se me ocurren 2 opciones, válidas para las 4 zonas analizadas: 1) El número de plazas disponibles está inflado y considera plazas que en verdad no se ofertan (recuerdo como en 2008/2009 se me proponía construir “pensiones turísticas” en zonas rurales con fondos europeos, es decir, gratis, que luego no hacía falta que explotases, simplemente las podías usar de vivienda habitual y decir que no te venían clientes… diría que de estas se hicieron varias) 2) Un importante volumen de las pernoctaciones se cobran en negro; por tanto, no existen más que en el bolsillo del hostelero y no figuran en ninguna estadística. Posiblemente la realidad sea una combinación de las 2.

Empleo: Algo más del 25% de la población a nivel nacional se dedica a tareas agrícolas. es un porcentaje enorme, difícil de encontrar en ningún país del resto de la UE (quizá con la excepción de Bulgaria, no lo he verificado). En cambio, el peso de la industria es muy bajo. El sector servicios muestra una tasa más normal, pero no deja de ser curioso que si el proceso normal es que de la agricultura se pase a la industria y de esta a los servicios, en Rumanía parece que este paso intermedio se ha eliminado pasándose directamente de la agricultura a los servicios. La situación habría que leerla en perspectiva histórica, analizando el papel de la industria durante el comunismo y el desmantelamiento de la industria nacional tras la caída de Ceausescu, pero eso es harina de otro costal. Lo que sí que hay que comentar es que Rumanía necesita un amplio desarrollo industrial y que tiene los elementos necesarios para acometerlo.

Sueldos brutos medios: nada que comentar. Una simple comparación entre los mismos y los de cualquier país de Europa occidental permiten dar cuenta de lo competitivo que es el país a nivel costes de producción. Si a esto se suma su excelente posición geográfica a un paso de Europa Occidental, las ventajas se multiplican.

Paro: El conjunto del país muestra unas cifras del paro envidiables. Un 5,1% es muy inferior a la media europea. Es cierto que el paro es tan bajo porque millones de rumanos emigraron, pero la realidad es que es difícil para muchas empresas rumanas encontrar el trabajador cualificado que buscan y que se habla de importar mano de obra de Serbia o Hungría  en aquellas provincias limítrofes ante la escasez local.

Comparativa entre las 3 zonas Bucarest – Cluj – Timis:

Lo más correcto sería hacer un análisis pormenorizado, pero esto implicaría extender demasiado esta entrada en el blog. Por ello vamos a tratar las 3 zonas en conjunto comparando entre ellas lo que valga la pena destacar.

IPI y VVI: Todas las zonas han crecido en volumen, pero mientras que Bucarest y Cluj reducen el valor unitario, Timis lo aumenta muy significativamente. Esto responde a la mayor presencia en Timis de industria de alto valor añadido. Una excelente noticia para una provincia que quiere destacar por su calidad y por su potente actividad industrial.

Comercio internacional: En línea con lo anteriormente dicho, Timis muestra un importante superávit comercial. Su vocación industrial y su excelente ubicación geográfica hacen de esta provincia un referente de la implantación de empresa extranjera y de la exportación rumana.

Turismo: Lo comentado a nivel general es válido para cada zona. Estos % de ocupación no pueden ser reales, habría un cierre masivo de alojamientos turísticos, cosa que no se da.

Empleo: Las 3 zonas analizadas se comportan como las zonas desarrolladas de Europa Occidental: poca agricultura, mucha industria y preponderancia de los servicios. Atención, hay que resaltar, por un lado el gran desarrollo del sector servicios en Bucarest, lo que es normal en su papel de capital, sin a penas espacio para agricultura o industria. Igualmente podemos destacar,de nuevo, el importante peso de la industria en Timis, mientras que en Cluj los servicios tienen una presencia bastante mayor. Sin duda el relieve geográfico que reodea a Cluj dificulta la implantación de empresas y encarece su transporte, cosa que no sucede en Timis. Cuando se comparan Cluj Napoca y Timisoara, se dice que la primera es la segunda mayor ciudad del país al superar en población a Timisoara en 3.000 personas (creo). Sea como sea, la población activa de Timisoara es bastante superior a la de Cluj-Napoca, lo que la convierte sin ninguna duda, tras Bucarest, en la mayor ciudad del país en importancia económica.

Paro: las cifras del paro en cualquiera de las zonas analizadas muestran unos índices ridículos que no equivalen ni a la tasa normal de rotación de personal. Los trabajadores lo tienen  bastante fácil a la hora de encontrar un trabajo y de cambiar de empleo si están descontentos con el que tienen. A esto se suma una legislación laboral bastante más simple que la española que hace que las empresas no tengan excesivo miedo a contratar sabiendo que es relativamente muy sencillo ajustar plantillas. En cualquier caso, tasas del 2,1%, 2,9% o 1,6% parecen un sueño para cualquier país europeo, y nos lleva a deducir que el 5,1% nacional responde a tasas mayores en muchas otras provincias, más pobres, en las que posiblemente la industria y por tanto los servicios, brillen por su ausencia.

Conclusiones:

La evolución de país, aunque positiva, es insuficiente. Debe aumentar su crecimiento cambiando el modelo económico global por uno donde la industria gane peso a costa de reducir el peso de la agricultura (mayor productividad, uso de menos mano de obra,…). Bucarest muestra ya el perfil de una capital europea, pero el país necesita otras grandes ciudades. No se puede decir que Cluj Napoca y Timisoara lo sean, en España no pasarían de capitales medias/pequeñas de provincia. Timis puede llegar a ser un gran centro europeo de la producción industrial. Lo tiene todo: ubicación junto a Hungría y Austria, espacio para crecer, ambiente internacional, sueldos competitivos, mano de obra calificada y una administración provincial dispuesta a adaptar el modelo educativo para permitir mayor número de activos laborales disponibles. Hay que formar a los jóvenes para que puedan apoyar el desarrollo industrial de Rumanía. Si no, será imposible. Se cierne sobre el país, en cualquier caso, una espada de Damocles llamada demografía. La pirámide demográfica de Rumanía es desastrosa. No es pirámide, más bien parece ya una columna y con esta estructura se colapsará el país. Es cierto que una parte importante de los mayores viven también gracias a las remesas de sus familiares en occidente, pero no basta. Hay que aumentar con fuerza la natalidad.

José Miguel Viñals

Director General Via Rumanía (Diagonal Consulting SRL)

Cónsul Honorario de España en Timisoara

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: