¿Cómo recuperar las deudas de manera legal en Rumanía?

soraNOTA DE RUMANIA EMPRESARIAL: Me complace publicar un primer artículo de colaboración con un especialista legal externo tal como el  el bufete de abogados SORA & ASOCIATII de Bucurest. Espero que hayan otras oportunidades de contar con su apoyo. Este artículo ha sido tambien publicado en la página española de Hotnews.ro.
( http://espanol.hotnews.ro/stiri-reportajes-18110936-cmo-recuperar-las-deudas-manera-legal-rumana.htm)

1. Procedimiento especial para las Solicitudes de valor reducido

Para las sumas que representan débitos menores de 10.000 Lei hay un procedimiento especial regimentado por el nuevo Código Civil. El procedimiento de la solicitud de valor reducido se caracteriza por el hecho de que está fundamentalmente escrito y se desarrolla en la sala del consejo sin la presencia de las partes. La eventual presencia de las partes es posible solamente con título de excepción. Las solicitudes se realizan de acuerdo con un formulario preestablecido por ley para acortar el tiempo de resolución. Para el procedimiento de solución se necesitan el modelo de solicitud -recibimiento- respuesta al recibimiento, pero por la practica se ha notado que estos procedimientos pueden superar los plazos previstos por la ley, incluso pueden tardar 90 días. Solamente los documentos escritos pueden servir como pruebas. No es necesario completar otro procedimiento previo y por esta razón éste debería ser el procedimiento más rápido. Tratándose de un valor reducido, el impuesto de sello es el más asequible, unos 50 lei para las solicitudes de hasta 2.000 lei y 200 lei para las solicitudes con un valor entre 2.000 y 10.000 lei.

2. Procedimiento especial de emisión de la orden de pago

De la misma manera, para las sumas reconocidas por el deudor o cuya existencia puede ser comprobada sin dudas, mediante documentos escritos y sin la ayuda de otros medios, el artículo 1013-10 del Nuevo Código Civil ofrece la posibilidad de la emisión de una orden de pago, después de pasar por un procedimiento sumario que se inicia con una notificación mediante la cual se le informa al deudor que en un término de 15 días del recibimiento de la misma, se realiza el pago de la suma debida. Este procedimiento presenta la ventaja de ser el más rápido pero solo si el deudor no presenta una contestación (o recurso). En este caso la ley prevé un término de resolución de 45 días de la fecha de la demanda. Este termino se puede alargar significativamente si se realiza la demanda y si la orden de pago emitida por el juez es atacada con una solicitud de cancelación. En comparación con el procedimiento de derecho común, éste es uno más  accesible desde el punto de vista económico ya que sólo se debe pagar un impuesto de sello fijo de 200 lei, indiferentemente del valor del litigio.

3. Procedimiento de derecho común

Para deudas cuya recuperación requiere también presentar otras pruebas, a parte de los documentos escritos como, por ejemplo, el interrogatorio, la comprobación técnica o pruebas testimoniales ( audiencia de testigos), es necesario seguir el procedimiento de derecho común. Ésta es la vía normal para la recuperación contenciosa de una deuda. Ofrece todos los “instrumentos” jurídicos para obtener una decisión del juez que constituya el título de ejecutivo y que haría posible la recuperación de la deuda. Pero justamente a causa de estos “instrumentos”, este procedimiento es el que más dura – un duración que nosotros estimamos entre uno y dos años, dependiendo de las incidencias surgidas en el juicio. Además también hay que pagar un impuesto de sello que varía en función del valor del litigio, lo que lo convierte también en un procedimiento más costoso.

El orden de promoción de los procedimientos

En cuanto al orden en el cual hay que promover dichos procedimientos, hay que saber que, en el caso en el cual las condiciones de admisión están cumplidas, los procedimientos especiales son los que deben ser utilizados con prioridad ya que el rechazo de una pretensión de un procedimiento especial confiere aún la posibilidad de ganar mediante el procedimiento de derecho común, y no al revés. También hay que saber que estos procedimientos especiales se deben utilizar con prudencia ya que si son rechazados, el deudor tiene el derecho a recuperar los gastos del juicio. Después de cualquier procedimiento antes mencionado, si el deudor no acepta por las buenas la decisión del juez, seguirá la fase del procedimiento ejecutorio. Aún así, en algunos casos, cuando el acreedor posee algunos de los títulos ejecutorios, ya no tiene que seguir los procedimientos antes mencionados, puesto que pueden ser ejecutadas directamente.

4. Aplicación directa

En algunos casos, cuando el acreedor posee títulos ejecutorios del tipo de cheques o de billetes, rechazados por una institución bancaria, o incluso un contrato de alquiler o de préstamo, firmados delante de un notario, sólo se necesita que un abogado los presente directamente al tribunal para empezar el procedimiento de ejecución y sin la necesidad de pasar por otra etapa previa para obtener una orden judicial.

Radu Sora y Larisa Antimescu, especialistas en Derecho Comercial

Tradución Raúl Sánchez

SORA & ASOCIATII 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: